Los derechos de mi corazón son tuyos.



Ancle el azar en la margarita y zarpé  a la conquista del mar de posibilidades, desperté mis sonrisas, dormí  ecos de desamor,  respire la libertad de tu aroma y deje que tu mirada me atrapara y cuando te diste cuenta lo que mi corazón sentía, invadiste y conquistaste mis sentimientos. 

Ahora los derechos de mi corazón, son tuyos. 

Derechos de autor: Juan Hernandez.
HTTP://WWW.SAFECREATIVE.ORG/WORK/1710184595597



Entradas populares