Así es mi patria.


Existe  un país donde su gente se disfraza de  prisa y el estrés controla su corazón,  nunca se detienen ni cruzan palabras entre ellos, el sonido del reloj los hipnotiza y solo siguen las luces de neón,  su vorágine es como un muro que no deja ver la verdadera personalidad  pues todos visten diferente, algunos con saco y corbata, otros con pantalones desgastados y zapatos opacos.

Sin embargo, en momentos de cataclismos forman cadenas humanas y a pesar de sus diferentes status sociales, el género no importa, a hombres y mujeres les conmueve  el dolor ajeno. A pesar de eso la prisa sigue siendo su disfraz pero ahora es por salvar una vida, la compasión invade su corazón y elimina el estrés, siguen sin pronunciar palabras, solo se comunican con señales, ahora los guía la empatía y la solidaridad.

Finas manos o con cayos sangran al remover escombros, como objetivo principal es no dejar que sus Ángeles vuelen, familias enteras participan comandadas por sus fuerzas armadas.

En este país también participan héroes anónimos, aunque en esta ocasión se roba la atención la bella Frida, ella representa al mejor amigo del hombre,  y  tiene más corazón que cualquier político, incluso le demuestra a su vecino del norte el verdadero valor que tiene para ella un ser humano.

Señores, ese país del que hablo no es ninguna potencia mundial, mucho menos hace pruebas nucleares, pero si le da cobijo y comida al inmigrante a pesar de sus carencias, ese país del que hablo…se llama MÉXICO, y con orgullo puedo decir que es mi patria…así es mi patria, así es mi gente, esta es nuestra realidad, México está resurgiendo de entre los escombros y pronto nos levantaremos.
Mi México lindo, todos quieren adoptarte como patria.


Derechos de autor: Juan Hernandez



Entradas populares