Me abraza tu verano



Abrí mi ventana para ver si la primavera había llegado, pero el triste invierno prevalecía, sin embargo, de tus manos fluye un tibio verano y tus ojos son el balcón, por donde puedo ver el horizonte alborear al ser rasgado por el sol, mientras el aire condensa tus dulces palabras, para formar nubes que llevan a mí el sabor de tus labios, abres tus brazos y una manta me abraza, me das tu verano.

Cumpliste tu promesa, prometiste un  verano y primavera en pleno invierno; me entregaste tu cuerpo quedando la noche vencida en nuestro lecho. 



Derechos de autor: Juan Hernandez.

Entradas populares